viernes, 30 de septiembre de 2016

Pobre participación ciudadana en las consultas públicas.

Cuentas claras…
Columna en Periódico Tribuna de la Bahía
Puerto Vallarta, Jalisco.
Viernes 30 septiembre, 2016.

Pobre participación ciudadana en las consultas públicas.

¿Por qué la participación ciudadana es tan pobre en las consultas públicas que se realizan para los planes de desarrollo urbano en los municipios? Esta fue una pregunta que me hicieron hace un par de días y que me permitió reflexionar sobre el tema y he aquí algunas respuestas.

Una gran cantidad de personas desconocen estos instrumentos de participación. No se sabe ni cómo funcionan, ni cómo participar, o cuándo es que se abren o cierran. Es decir, hay un desconocimiento sobre estos procedimientos, su utilidad, el papel que tienen ante el ciudadano y la utilidad ante el propio gobierno. Así que antes de abrir a consulta pública la propia autoridad debería tener formas para informar a la población sobre estas importantes opciones de participación.

La transferencia de responsabilidad de la autoridad al ciudadano de su desconocimiento sobre la consulta pública, pone en ventaja una decisión pública en las manos del gobierno. Cuando la participación ciudadana se ofrece sin los mecanismos que faciliten a la gente a participar, es sencillamente un acto de validación o legitimación de una decisión ya tomada.
La consulta pública no asegura que lo que las personas propongan, sea tomado en cuenta. Esto es un desincentivo a participar. Es decir, si tú presentas una propuesta fundamentada técnica y jurídicamente, tendrás la oportunidad de ser escuchado; esto significa que el ciudadano debe tener al menos una formación profesional o buscar la asesoría de expertos para expresar su propuesta. Esto no incentiva a participar.

Puedo agregar además, que existe una gran desconfianza y credibilidad en los ejercicios de gobierno, así que los ciudadanos no quieren “desgastarse” en algo que creen o saben no tendrá un impacto o consecuencia en lo que ya decidió el gobierno.

La aplicación de la normatividad, en particular la de urbanización, se viola frecuentemente, como vecino lo ves cada día, en un edificio que aparece de altos pisos, o bien de negocios sin estacionamientos, o un nuevo fraccionamiento en áreas de riesgo, o … en fin, son varios los ejemplos que nuestra ciudad nos da; por lo tanto, al saber que de todos modos van a violentar la ley, pues para que participo. La impunidad limita la participación ciudadana.

Ahora bien, vayamos al documento que se está presentando a consulta pública. En los casos que voy a abordar, son los planes de desarrollo urbano, ya sea el del municipio de Bahía de Banderas, como el de Puerto Vallarta (Distrito 7).

Los planes de desarrollo urbano son instrumentos de planeación de un territorio, en el cual se elabora un diagnóstico que establece sus características físicas, ambientales, urbanas y sociales, esto permite determinar y planear usos del suelo para urbanizar, vialidades, estructura urbana, y la infraestructura. Esto explicado grosso modo.

Como ya se puede intuir, son documentos muy técnicos en el manejo del territorio, con descripción mediante clasificaciones y claves que usan instancias de gobierno o expertos. Con nomenclatura que demanda expertis para interpretar.

Además agrego, un documento que tarda tanto tiempo en elaborarse, se pone en consulta pública sólo un mes. El ciudadano se tiene que enfrentar ante un documento que mínimo tiene 400 hojas, con términos que no son fáciles de entender, con cartografía (mapas) que usan colores, formas, claves y nomenclatura  que no se logra digerir a la primera. ¡Pero sólo tenemos un mes!

¿Cómo pues, un ciudadano común, tiene que tener conocimientos de 1) ¿Qué es un plan de desarrollo urbano, y 2) ¿De qué se trata una consulta pública?

Existe un gran reto, no sólo para que el ciudadano aprenda todo esto, que bien podrían salir librados buscando a los expertos para conocer que pasa; sino que el reto está en la autoridad, para que facilite la participación de los ciudadanos en la comprensión de este tipo de documentos mediante la consulta ciudadana.

En esta comprensión del ciudadano además, va la ganancia de que se socializan y se familiarizan los conceptos normativos de la urbanización en un territorio, así que como ciudadano si ves un edificio o negocio no  aceptado en un plan, pues podrás ser el primero en señalarlo o bien sabrá que en ese lugar no puede presentar él mismo una propuesta. Tal vez por esto, es mejor que los ciudadanos no sepan de qué se trata un plan de desarrollo urbano, y menos aún, de que se trata una consulta pública.


Si de verdad se busca que los ciudadanos aportemos, propongamos, sugiramos en un ejercicio de buen gobierno apuntando hacia la gobernanza de la planeación del territorio, pues habrá que establecer los esfuerzos oficiales para que esto así se cumpla.

viernes, 23 de septiembre de 2016

Malas similitudes entre Puerto Vallarta y Bahía de Banderas

Cuentas claras, …
Columna en Periódico Tribuna de la Bahía
Puerto Vallarta, Jalisco.
Viernes 23 septiembre, 2016.

Malas similitudes entre Puerto Vallarta y Bahía de Banderas

Existen buenas similitudes y malas similitudes, cuando son buenas por lo general uno hasta recomienda replicar, usar y conocer, para que la experiencia y conocimiento adquirido se aproveche. Pero cuando son malas, pues la verdad es lo menos recomendable.

Sin embargo, en las actuales administraciones de gobierno municipal de Puerto Vallarta y de Bahía de Banderas, se ha presentando una similitud que es digna de señalarse. Ya sea porque parece un modo “operandis” de los gobiernos, o porque se observa un “acomodo” de personas, o porque de plano existe incapacidad operativa de planeación. Por cualquiera de estas situaciones u otras, el punto es que hay una gran similitud.

Ambos municipios se encuentran en procesos de consulta de planes de desarrollo urbano, Puerto Vallarta con un Plan Parcial del Distrito 7, es decir una partecita del territorio municipal, mientras que Bahía de Banderas es el Plan Municipal de Desarrollo Urbano, es decir, todo el Municipio. Pero ambos en consulta pública. ¿En qué consiste esta similitud?

Ambos municipios en vez de conformar su Consejo Municipal de Desarrollo Urbano desde el inicio de su administración, lo han conformado justo al momento en que “deben” aprobar la Consulta Pública de dichos planes urbanos. Ambos municipios han dejado sin operar, es decir, sin consultar, sin validar, sin pedir opinión, de este grupo de expertos que integran este tipo de consejos ciudadanos. Sólo cuando los “necesitaron”, los echaron andar. Toda la planeación previa del Municipio, no. ¿Curiosa similitud, no cree Usted?

Así que ambos municipios, el mismo día que conformaron o pusieron en operación su consejo municipal de desarrollo urbano, se les pidió que aprobaran la Consulta Pública del plan de desarrollo urbano correspondiente. Sin presentación previa, sin foros previos, sin reuniones previas…nada, así, plum!!! ¡A consulta pública!

Vale la pena aclarar la función de un Consejo Municipal de Desarrollo Urbano, para dimensionar la importancia de esta mala similitud que me estoy atreviendo a señalar aquí.
Este tipo de consejo, son órganos de consulta y de colaboración a los gobiernos municipales, principalmente integrados por representantes de la sociedad civil, empresarios, universidades, ambientalistas, miembros de colegios de profesionistas (por lo regular arquitectos y/o ingenieros), así como por funcionarios de gobierno en materia de planeación urbana.

En estos consejos colegiados se analiza la planeación urbana, se revisan las propuestas de reglamentos en estas materias, se hacen observaciones o consideraciones a proyectos de desarrollo urbano que se presenten para el municipio, se hacen reflexiones sobre modificaciones a las leyes y a los propios reglamentos municipales, incluso se pueden organizar eventos temáticos para fortalecer el conocimiento ciudadano en materia planeación urbana. En fin, hay una gran cantidad de tareas de colaboración y cooperación entre sociedad y gobierno, para el desarrollo integral de un municipio.

Así que si no los operan o no funcionan, salvo para cuando el marco legal obliga a los municipios, es cuando la pregunta cae… ¿Por qué hasta ahora? ¿Por qué la planeación urbana de un municipio, que es clave para el bienestar de la población, no se aborda en estos consejos con mayor anticipación?

Ahora bien, es verdad que los miembros integrantes de los consejos pudieron haberse negado a votar o bien haber solicitado conocer dicho plan previamente, antes de abrir a la consulta pública y al menos estar al tanto con mayor detalle de lo que se va a consultar a los ciudadanos, al fin y al cabo que son órganos coadyuvantes y de consulta técnica del Ayuntamiento, así que tienen ese derecho.

Es decir, la mala similitud no cae sólo en los Gobiernos Municipales, sino también en la sociedad que nos representa en estos consejos ciudadanos.


La planeación de un municipio es a largo plazo, con una visión que proyecte el desarrollo integral, que ordene el territorio, que condicione u oriente hacia dónde vamos como ciudad, como destino turístico en nuestro caso, así que no es peccata minuta, y debemos exigir mayor seriedad y compromiso para nuestro bienestar, calidad de vida y con ello, cuentas claras… 

viernes, 9 de septiembre de 2016

La desconfianza a flor de piel

Cuentas claras, …

Columna en Periódico Tribuna de la Bahía
Puerto Vallarta, Jalisco.
Viernes 09 septiembre, 2016.

La desconfianza a flor de piel

No se trata de que sea el informe de gobierno de un partido o de otro; no se trata de que sea un programa de gobierno nuevo; no se trata de que sea el cumplimiento de un acuerdo internacional que haya firmado el gobierno mexicano; se trata de una desconfianza generalizada por todo acto de gobierno.

La desconfianza que se percibe en el ambiente, dijera Peña Nieto “hay  mal humor social”, se ve en las manifestaciones, en las redes sociales, en opiniones de importantes y reconocidos personajes, en los comentarios de la esquina, en el camión… La desconfianza está a flor de piel.

Así que por más que adornen y simulen los informes de gobierno, o lancen nuevos programas o cumplan acuerdos internacionales, la gente, el pueblo no estará satisfecha, ni silenciosa.

Lo que se pide son buenos gobiernos, que cumplan, que sean transparentes reales, que rindan cuentas reales, que no queden impunes los funcionarios y políticos corruptos, que se aplique la ley y que los recursos públicos sean aplicados con eficacia.

La desconfianza está situada desde, ¿Por qué se le dio ese proyecto a esa empresa y no a esta otra? ¿Quiénes son los propietarios de esa empresa? ¿Por qué justamente ese programa previo a las elecciones? ¿Por qué los diputados determinan su propio sueldo? ¿Por qué o cómo es que ese proyecto que presentan cuesta eso, cuando en realidad cuesta menos? ¿Por qué se notan cifras alzadas?

Estas y más preguntas nos hacemos los ciudadanos, insisto, no importa el partido que gobierne en turno. Incluso tenemos ya la frase de “Todos están cortados con la misma tijera”

Ante esto, comienzan a surgir propuestas creativas de los ciudadanos, como impulsar iniciativas con las declaraciones 3 de 3, o el amparo “antimoches” por el ajuste que le hicieron al presupuesto de egresos de la federación en el ramo 23, o el impulso del sistema nacional anticorrupción y las leyes secundarias, o desear un perfil tal vez inalcanzable para el nuevo secretario de la función pública, o realizar evaluaciones en materia de transparencia a los tres niveles de gobierno y ahora con la nueva ley general, a los tres poderes de gobierno…

Es evidente que la desconfianza nos pone en un mundo paralelo o dicotómico en esta sociedad. El mundo que han creado los gobernantes y sus aliados, y el mundo que vivimos el resto de los ciudadanos.

¿Cómo romper esto? ¿Cómo lograr que la confianza vuelva?… Necesitamos buenos gobernantes, no sólo de discurso, sino de hechos. Se requiere de actos reales y comprometidos con la rendición de cuentas. Necesitamos vivir y hablar el mismo lenguaje, la misma realidad.


Por lo pronto, veamos lo que sucede en el 1er informe de gobierno de Puerto Vallarta. 

viernes, 2 de septiembre de 2016

¿En México, en Jalisco, Gobierno Abierto?

Cuentas claras, …
Columna en Periódico Tribuna de la Bahía
Puerto Vallarta, Jalisco.
Viernes 02 septiembre, 2016.

¿En México, en Jalisco, Gobierno Abierto?

Desde 2011 ha existido un interés por los gobiernos de varios países en promover gobiernos más de cara al ciudadano y para ello se ha conformado una Alianza para el Gobierno Abierto. El propósito es que sean más abiertos y den respuesta más directa a los ciudadanos. Se propone que gobierno y sociedad trabajen juntos para tener una mejor sociedad.

México ha firmado desde 2011 dicha alianza y se ha propuesto alcanzar las metas de Gobierno Abierto, por cierto, algo que pocos ciudadanos conocen. Los cuatro ejes temáticos que propone el Gobierno Abierto son: Transparencia, Rendición de Cuentas, Participación Ciudadana y Tecnología e Innovación.

La propuesta es que la apertura del gobierno se dé en los niveles federal, estatal y municipal, como en el poder ejecutivo, legislativo y judicial, propiciando que la sociedad participe y sea parte de los procesos y ejercicios de gobierno.

Todo esto en realidad suena muy bien, como un gran logro que nos ofrece el gobierno a los ciudadanos y que la situación del país  mejora. Sin embargo, a los ya casi 5 años de estar en esta Alianza, nuestro país todavía no logra permear ni la idea siquiera a los funcionarios del primer contacto con el ciudadano, mucho menos en los tres poderes.

Jalisco, que se ha destacado por la promoción de la Agenda de Gobierno Abierto y que ha organizado varios foros, encuentros y la consulta de un programa 2016-2018, poco se sabe por los ciudadanos y desconocen como participar.

Por ello me pregunto, ¿Existe realmente un progreso en los temas de gobierno abierto en México, y en Jalisco? ¿Cómo puede participar la sociedad y los individuos en esta nueva forma de gobierno? ¿Qué hace que esto realmente se cumpla? ¿Cuáles son las ventajas que se ofrecen con un Gobierno Abierto? ¿Todos los municipios y estados pueden alcanzar un Gobierno Abierto?

Creo que como ciudadanos comprometidos y/o interesados por tener mejores gobiernos, mejores condiciones de vida, mayor bienestar social, debemos ser nosotros quienes impulsemos los mecanismos de participación y que logremos que estos buenos propósitos se cumplan para todos.

El día martes 6 de septiembre en Puerto Vallarta, se llevará a cabo una conferencia con la participación de Cynthia Patricia Cantero Pacheco Comisionada Presidente del ITEI y la Mtra. Marina González Magaña Directora de proyectos de PIDES Innovación Social, donde se pretende informar a los ciudadanos lo que Jalisco ha venido realizando y cómo los ciudadanos podemos participar.


Veamos pues si el Gobierno Abierto, realmente cumple su cometido y nos ofrece cuentas claras… 

viernes, 26 de agosto de 2016

Mesa de negociación política: la justicia

Cuentas claras, …
Columna en Periódico Tribuna de la Bahía
Puerto Vallarta, Jalisco.
Viernes 26 de Agosto, 2016.

Mesa de negociación política: la justicia.

En los últimos días se ha destapado una serie de corruptelas, que algunas aún sin pruebas, por las tantas explicaciones que dan, pues ya suenan a que sí.

Me refiero al caso inacabado de la detención del Sr Sergio Schmidt, presunto operador financiero del cartel nueva generación de Jalisco, al parecer un hombre muy relacionado y posicionado con altos políticos.

Con su detención, ha salido incluso que fondos federales fueron gestionados para empresas privadas, contratos o servicios con empresas vinculadas a funcionarios o sus esposas, empleados del gobierno que son familiares del tal Schmidt, llamadas amenazadoras para aprobar proyecto, desaparición de un regidor y hasta acuerdos de ayuntamiento para apoyar negocios de este personaje.

Al menos en Jalisco, los políticos están que no caben. No saben si salir a dar la cara, o que decir, o como lo dicen… al grado de que las explicaciones suenan tan huecas y absurdas, que más les valdría irse por la vía de la verdad.

Lo interesante es que varios partidos políticos están implicados, no sólo sus personajes, sino como grupo de partido. Más interesante aún ver como se echan la bolita unos a otros y escuchar sus contradicciones, es como la papa caliente que nadie quiere.

Ahora bien, ¿Seguirán realmente las investigaciones de cada personaje político que esté relacionado con el Sr Sergio Schmidt? O ¿Se trata solamente de sentar las bases de una mesa de negociación política para la futura gubernatura de Jalisco, con nada menos y nada más que la impartición de la justicia?

La mesa de negociación política, usando el poder judicial, es una herramienta nueva, o al menos en esta escala, donde Jalisco esta temblando.

Voy acudir al viejo refrán, “tanto peca el que mata la vaca, como el que levanta la pata”, para comentar que en esta investigación y las supuestas acciones a favor y/o en  relación con el Sr Sergio Schmidt, muchos políticos y gobiernos, deben caer.

Si en esta mesa de negociación están las futuras candidaturas a gobernador de Jalisco; y si es la manera de quitar cabezas, usando el poder judicial, pues de primera instancia suena bien. Pero si solo es para establecer la negociación, es ahí donde tanto la justicia (la poca credibilidad que le tenemos) como la sociedad, perdemos.

Los ciudadanos ahora debemos exigir sobre este caso: información, claridad, precisión y sobre todo, sobre todo, una impartición de justicia caiga, quien caiga.


Veamos si realmente hay autonomía (o más corrupción) del poder judicial, para la impartición de justicia. Esto será todo un caso, en donde los ciudadanos debemos pedir cuentas claras… 

viernes, 19 de agosto de 2016

Mecanismos para participar desde el ojo ciudadano

Cuentas claras, …
Columna en Periódico Tribuna de la Bahía
Puerto Vallarta, Jalisco.
Viernes 19 de Agosto, 2016.

Mecanismos para participar desde el ojo ciudadano

En la pasada sesión del Ayuntamiento de Puerto Vallarta, la regidora Magaly Fregoso presidenta de la comisión edilicia de participación ciudadana, presentó el Reglamento en el cual se expresan al menos 19 mecanismos que dan apertura para que los ciudadanos podamos participar en las decisiones y acciones del Gobierno.

Se trata del Reglamento de Participación Ciudadana, el cual fue turnado a 2 comisiones edilicias para su análisis, quedando en espera de sus aportaciones y que pueda ser aprobado, con ello, entrará en vigor y al servicio de los vallarteses. Esto, esperamos sea en breve.

Con esta propuesta, el Gobierno de Puerto Vallarta se suma a una dinámica estatal y de los municipios de la zona metropolitana de la capital del Estado, ante una oleada para promover la participación ciudadana, impulsada por plataformas de la sociedad civil organizada, como el Congreso Ciudadano de Jalisco, Haz Tu Ley y el propio candidato independiente Pedro Kumamoto.

Estos mecanismos de participación, brindan a los ciudadanos espacios para opinar, evaluar, vigilar, colaborar y ser parte de los procesos y/o decisiones del gobierno.
Con este reglamento Puerto Vallarta se suma al marco normativo institucional que contribuye a un modelo de democracia interactiva, que abra las puertas a la participación de los ciudadanos, en donde se generen mecanismos de rendición de cuentas por las autoridades y en donde se formalicen instrumentos de deliberación, cooperación y corresponsabilidad entre gobierno y sociedad.

La propia definición de Participación Ciudadana que establece el Reglamento propuesto dice: “La actividad organizada que desempeñan los ciudadanos residentes en el municipio, a través de la cual se promueve la interacción con el gobierno municipal, en aras de fomentar el bienestar social y que se realiza mediante diversas formas de organización, expresión y comunicación”.

¿De qué mecanismos de participación ciudadana estamos hablando? Aquellos de democracia directa como: Consulta Ciudadana, Presupuesto Participativo, Bolsa Participable de la Estimación Anual del Ingreso, Ratificación de Mandato, Plebiscito y Referéndum.

Aquellos de democracia interactiva y rendición de cuentas, como: Debate Ciudadano y los Foros de Opinión, Plataformas Virtuales, Ayuntamiento Abierto, Contraloría Social y Cabildo Infantil.

Aquellas de corresponsabilidad ciudadana, como: Proyectos de Colaboración Ciudadana, Proyectos de Aportación Colectiva y  Acciones Ciudadanas.

Además aquellas de organización social, como: Consejos de Participación Ciudadana, Comité de Planeación para Desarrollo Municipal (COPLADEMUN), Asociaciones Vecinales, Asociaciones Civiles y Organismos de la Sociedad Civil y  los Comités de Juntas Vecinales.

Como ven, son varias las opciones de participar. No debemos quedarnos sin conocer cada mecanismo, sin dejar de expresar nuestra voz, conocimiento y criterios para las decisiones y acciones que tome el gobierno municipal.

Este reglamento propuesto lo pueden encontrar en la plataforma ciudadana Haz tu Ley, además pueden iniciar su participación dejando sus opiniones y recomendaciones para que sean tomadas en cuenta en el análisis correspondiente (http://haztuley.mx/propuesta-0330)


Si queremos que los gobiernos nos brinden cuentas claras, los ciudadanos necesitamos participar. 

viernes, 12 de agosto de 2016

El ojo ciudadano genera un amparo contra "moches"

Cuentas claras, …
Columna en Períodico Tribuna de la Bahía
Viernes 012 de Agosto, 2016.

El ojo ciudadano genera un amparo contra “moches”

Cuando se aprobó el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2016, la cámara de diputados no le tembló la mano al disminuir los montos para educación, salud y medio ambiente. Así, que como se dice, de un plumazo, o de un votazo, se fueron más de 40 mil millones de pesos al famoso Ramo 23, caracterizado por opaco y que no cuenta con lineamientos para ejercer los recursos que se asignan.

Tanto México Evalúa, como el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) y Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY), así como reconocidos expertos en el tema, presentaron un amparo contra la cámara de diputados por violación a la Constitución.

Los diputados se atribuyeron facultades para crear nuevos conceptos de gastos en el presupuesto asignándolos al Ramo 23, llamado como “contingencias económicas y salariales”, y el cual se caracteriza por ser opaco y nada transparente, no hay lineamientos, no hay planeación, casi nula evaluación y es el Ramo del presupuesto más opaco. Es el Ramo que maneja fondos para estados y municipios, pero como no tiene reglas claras, entonces se convierte en un manejo discrecional por los diputados y partidos. Se vuelve el Ramo de los “moches”.

Ante esto, las organizaciones de la sociedad civil, ojos ciudadanos, generaron un amparo justificando que los diputados no tienen estas atribuciones para proponer nuevos conceptos, así como así, pues para ello hay lineamientos y se hacen con anterioridad a que se presente el PEF.

Además, si de verdad se tratase de una reasignación de recursos para los estados y municipios, debieron hacer uso de programas presupuestarios y fondos ya existentes, con reglas y lineamientos de operación. La creación de nuevos conceptos en un Ramo que ya de por sí es opaco, genera la completa desconfianza y se presta a malversar los recursos públicos.

Hay que señalar que han sido organizaciones civiles y reconocidos expertos, los que han preparado y fundamentado este amparo, que estos ojos ciudadanos vigilantes y ahora denunciantes están sentando un precedente histórico con este ejercicio.

En el boletín de prensa de México Evalúa, señala que este juicio de amparo histórico, abre la oportunidad para que, por primera vez, el órgano jurisdiccional dé muestras de que hay Estado de derecho y que incluso los diputados federales están obligados a respetar lo que la Constitución establece en materia de aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación. Con ello también podrá pronunciarse para definir sobre el alcance de las facultades de la Cámara de Diputados en la creación de nuevos fondos, programas y proyectos con recursos federales cuando no fueron contemplados en el proyecto de PEF que prepara y envía el Jefe del Ejecutivo Federal.

Un tema sin duda histórico, sin precedentes y que vale la pena seguir en su desenlace, que ya los ganadores en este caso, es el pueblo de México.


El ojo vigilante de la sociedad está actuando, cada vez más ciudadanos se suman a exigir cuentas claras…